¿Ya anotaste a tu hijo este año en algún deporte?

 

El deporte ayuda a los niños a estar sanos, a desarrollarse física y mentalmente, y a relacionarse de una forma saludable con otros niños.

Los niños deben encontrar y practicar un deporte que les guste y apasione, nunca se los debe obligar.

Para los padres el deporte de los niños es una forma de brindarles el ejercicio físico que, practicado de forma regular, previene muchas enfermedades que se manifiestan en la edad adulta y ayuda a superar otras que puede padecer ya el niño. Para los niños el deporte es, ante todo, juego y diversión.

El deporte ayuda a los niños no sólo a estar sanos y desarrollarse física y mentalmente, también a relacionarse de una forma saludable con otros niños, tener más confianza en sí mismos favoreciendo su autoestima, activar la diversión y el espíritu de juego aprendiendo a compartir. Fomenta el desarrollo de los valores sociales como compañerismo, respeto, tolerancia y solidaridad.

En la práctica de deportes se miden la voluntad, la constancia, la paciencia, el sacrificio y el esfuerzo. Los niños aprenden a valorar las partidas ganadas, como asi también, afrontar las pérdidas sin darse por vencido.
Al hacer nuevos amigos y compartir intereses con otros niños, se crea un sentido de pertenencia que podría conducir a una estructura de apoyo mutuo dentro y fuera del entorno escolar.
Estar en forma es significado de estar sano y la práctica de deportes es la mejor opción para ayudar a los niños a:  

  • Desarrollar la potencia y resistencia muscular, como también densidad ósea.
  • Oxigenar la sangre, estimulando la circulación sanguínea y el sistema respiratorio.
  • Mejorar la capacidad del sistema cardiovascular.
  • Mejorar la coordinación y capacidad psicomotriz.
  • Mantener un peso saludable.

Hay muchos deportes para niños, te dejamos algunas opciones para que veas cual es el que más le gustaría practicar a tu hijo/a y las características particulares de cada uno: