Recorré y compartí con tus adultos mayores cercanos los contenidos del programa, haciendo click en los botones:

A R T E M E N T E



Promueve la puesta en funcionamiento en adultos mayores de mecanismos cognitivos a través de la apreciación de obras de arte visual seguida de la realización de  ejercicios y visitas a museos,  galerías y ferias de arte. El programa estimula la plasticidad cerebral y la reserva cognitiva de las personas, contribuyendo a la mejora de los problemas de memoria y atención, potenciando el lenguaje oral y escrito, y generando mayor motivación e iniciativa. 

Dirigido por Micaela Patania, graduada en la Escuela Nacional de Bellas Artes, Master en Museos y Comunicaciones NYU-UCES.

El Maestro Da Vinci

en el 500 Aniversario de su fallecimiento.
La convergencia entre Arte y Ciencia

Leonardo Di Ser Piero Da Vinci nace en Vinci, Italia en 1452 y fallece en Amboise, Francia en 1519. Es reconocido como el genio universal del Renacimiento por su creatividad y talento aplicados al arte y a la ciencia.

Para Leonardo, ser creador implicaba conocer todas las ciencias y dominar todas las técnicas. Fue un maestro universal, capaz con su arte de imitar todas las cualidades de las formas que producía la naturaleza y para ello debía conocer con anterioridad.

El “sfumato” en su pintura

El conocimiento de todo cuanto tenía que ver con las imágenes fue crucial para el artista, en sus notas sobre la pintura en el Códice de Madrid II se refirió a la figura humana y también a los problemas de la luz, la sombra yal color.

A partir de sus investigaciones sobre la física atmosférica, pintaba los objetos situados en primer plano con mayor precisión y suavizaba el trazo a medida que los objetos se alejaban. De este modo quedaban difuminados por la masa de aire interpuesta, dando así la sensación de pintar la lejanía y la atmosfera.

Leonardo afirmaba que la ilusión de una tridimensionalidad era la cualidad esencial de un cuadro y que solo podía ser expresada si se captaba el juego de la luz sobre las superficies. Las sombras y las variaciones del tono debían sugerir las irregularidades de la superficie y ser plasmadas a través del cambio imperceptible del tono, denominado “Sfumato”.

La Monna Lisa

El ejemplo más logrado del sfumato

Esta pintura es el retrato de Lisa Gherardini, esposa de Francesco del Giocondo, también es conocida como La Gioconda. El fondo está inspirado en el Valle del Arno. Un camino sinuoso asoma a la izquierda y el lecho de un rio, a la derecha.

Las manos de Monna Lisa lucen suavemente cruzadas una sobre la otra, los cabellos se encuentran cubiertos por un velo transparente y una túnica adornada limita su escote.

Es un oleo pintado sobre tabla de álamo, mide 77 cm x 53 cm en que Leonardo trabajó más de cuatro años y permaneció a su lado hasta su muerte.

Desde 1797 se encuentra en el Museo del Louvre.

Su mirada parece seguirnos, su tenue sonrisa fue comparada por Sigmund Freud con la de Santa Ana e interpretada como parte del deseo inconsciente del artista por su madre.

Para el Doctor López Rossetti su sonrisa es compatible con la paz y la serenidad propias de un estado de bienestar.

La fama de esta pintura no se basa únicamente en la técnica empleada o en su belleza, sino también en el robo que sufrió en 1911, en las reproducciones realizadas, en las múltiples obras de arte que se han inspirado en el cuadro y las parodias existentes, todas han contribuido a convertir a La Gioconda en el cuadro más famoso del mundo.

Santa Ana, con la Virgen y el Niño

Es  una pintura al óleo de Leonardo da Vinci representando a Santa Ana, a la Virgen María y al Niño Jesús, Cristo, representado abrazando a un cordero,  simbolizando  su Pasión, mientras que la Virgen intenta retenerlo.
Mide 168 cm de alto y 112 cm de ancho.

Se encuentra en el Museo del Louvre de París (Francia).

Leonardo escoge nuevamente el tema de figuras en un paisaje en el que los picos montañosos parecen evaporarse en una atmósfera azulada que inunda toda la composición. Las pinceladas son ligeras, en el típico sfumato, mediante una técnica de veladuras sucesivas que crean un efecto evanescente.

Los rostros dulces y amorosos y el gran parecido entre madre e hija dieron origen a la interpretación de Sigmund Freud del cariño de Leonardo al representar a la Virgen María junto a santa Ana relacionada con la vida de Leonardo, quien había sido hijo ilegítimo, criado por su madre biológica antes que ser 'adoptado' por la esposa de su padre, ser Piero.

La idea de representar a la Madre de Dios con su propia madre era particularmente cercana, porque él había tenido dos madres. En las dos versiones, tanto el cuadro del Louvre como en el esbozo de Londres, es difícil distinguir a primera vista cuál de las dos mujeres es Santa Ana y cuál la Virgen María, a pesar de que una de ellas es una generación mayor que la otra.

La dama del armiño

Fue pintada en 1490.La modelo fue Cecilia Gallerani, apreciada tanto por su belleza como por su talento para la música y la poesía, fue llamada «Musa» y «Donna docta», e incluso comparada con destacadas mujeres de la Antigüedad clásica.

Cecilia fue la amante de Ludovico Sforza, duque de Milán cuando Leonardo estaba a su servicio. En 1490, Ludovico encomendó a Leonardo da Vinci un retrato de la joven, siendo uno de sus primeros encargos como pintor oficial de la corte.

Ella sostiene en sus manos y acaricia a un armiño, representado con precisión y vivacidad.  Estos animales se asociaban con la aristocracia y de símbolo de pureza por su pelo blanco, así como por su representar en los bestiarios medievales virtudes como el equilibrio y la tranquilidad,

Como en otros retratos de Leonardo, la composición se caracteriza por la espiral piramidal. Innova en cuanto a la representación en tres cuartos de perfil, Cecilia posa como si estuviera escuchando a alguien que está fuera del cuadro al mismo tiempo que tiene la imperturbabilidad solemne de una estatua antigua con imperceptible sonrisa.

Los aportes de Leonardo a la medicina

Sus estudios anatómicos contienen algunos de los dibujos más brillantes jamás creados.  A finales de 1513, Leonardo realizó sus investigaciones anatómicas en el Hospital del Espíritu Santo de Roma. Utilizaba inyecciones de colorantes en venas, arterias, cera en las cavidades de los órganos y cortes seriados de los mismos, completando su trabajo con dibujos, para lo cual tenía gran facilidad dibujando huesos, músculos, el corazón, ojos, circulación de la sangre, órganos de la reproducción, corte de un útero con un feto adentro.

Como artista reconocido, había recibido la autorización para diseccionar cadáveres humanos en el hospital de Santa María Nuova de Florencia y, más tarde, en los hospitales de Milán y de Roma de 1510 a 1511.

Leonardo proyectó, aunque nunca llegó a escribir, un tratado de Anatomía ("II libro dell´Anatomia"). Su formación sobre anatomía humana comenzó mientras aprendía con Andrea del Verrocchio, quien insistía en que todos sus alumnos tuvieran conocimientos de anatomía.   Realizó la primera comprobación científica conocida sobre la rigidez de las arterias en respuesta a una crisis cardiaca, así como también muchos dibujos sobre anatomía humana, de huesos, músculos y tendones, del corazón y el sistema vascular, del sistema reproductivo y otros órganos internos, y gráficos sobre la acción del ojo.

En el dibujo del útero con un feto en las últimas  semanas de su gestación, se puede apreciar la posición fetal  más adecuada en partos normales que es la más frecuente, distribución  apropiada del cordón  umbilical, las diferentes capas del útero, endometrio, miometrio y serosa, cuello uterino maduro y al margen  de la figura principal, múltiples pequeñas figuras con  anotaciones al  margen, en latín antiguo escritas de derecha a izquierda, explicativas  de su  teoría de la fecundación y modificaciones del útero y anexos.

Para seguir conociendo el trabajo del Maestro Da Vinci, pueden visitar la página del Museo Nacional de Arte y Diseño V&A, de Londres, que tienen digitalizado el Codex Forster I, uno de los cuadernos de Da Vinci, en el que pueden apreciar su particular modo de escritura en espejo.

Fuente: CODEX Forster