Recorré y compartí con tus adultos mayores cercanos los contenidos del programa, haciendo click en los botones:

A R T E M E N T E



Promueve la puesta en funcionamiento en adultos mayores de mecanismos cognitivos a través de la apreciación de obras de arte visual seguida de la realización de  ejercicios y visitas a museos,  galerías y ferias de arte. El programa estimula la plasticidad cerebral y la reserva cognitiva de las personas, contribuyendo a la mejora de los problemas de memoria y atención, potenciando el lenguaje oral y escrito, y generando mayor motivación e iniciativa. 

Dirigido por Micaela Patania, graduada en la Escuela Nacional de Bellas Artes, Master en Museos y Comunicaciones NYU-UCES.

Salvador Dalí

PALABRAS DEL ARTISTA

“A los seis años quería ser cocinero. A los siete quería ser Napoleón. Mi ambición no ha hecho más que crecer; ahora sólo quiero ser Salvador Dalí y nada más. Por otra parte, esto es muy difícil, ya que, a medida que me acerco a Salvador Dalí, él se aleja de mí.".

FRASES DEL ARTISTA

"La vida es aspirar, respirar y expirar."

"Lo importante es que hablen de ti, aunque sea bien."

"Lo único de lo que el mundo no se cansará nunca es de la exageración."

"La inteligencia sin ambición es un pájaro sin alas."

"El termómetro del éxito no es más que la envidia de los descontentos."

Su vida

Nació un 11 de mayo de 1904 en Figueras, Gerona, España.

A los 18 se trasladó a la Residencia de Estudiantes de Madrid para estudiar en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, donde conoció a Federico García Lorca y a Luis Buñuel.

En 1929 conoció a la mujer que sería su gran amor y musa. Gala, era una inmigrante rusa, once años mayor que él.

En 1931 pintó uno de sus cuadros más famosos: “La persistencia de la memoria”, también conocido como Los relojes blandos”, inspirado, según el propio autor, en trozos de queso Camembert derritiéndose al sol y en la ley de la relatividad de Einstein.

En 1941 él y Gala se mudaron a Estados Unidos donde viven 8 años hasta que en 1949 deciden volver a Cataluña donde permanecieron hasta sus últimos días. Este último período de su vida y su trabajo artístico estuvo especialmente relacionado con la ciencia y la religión. Muere el 23 de enero de 1989 a los 84 años de edad.

Sus obras

Es conocido por ser pionero en el movimiento surrealista, involucrándose en todos los aspectos de la creación artística: la pintura, la escultura, el diseño, el dibujo, las joyas. Su actitud audaz y rebelde  le permitió crear algunas de las obras más famosas y reconocidas del siglo XX.  Sus extravagantes ideas dieron a conocer su estilo a una amplia audiencia popular. No sólo dejó huella en el surrealismo sino que incluso veinte años después de su muerte, su obra e influencia ha llegado a casi todas partes del mundo.

LAS ILUSIONES OPTICAS

El artista había explorado sistemáticamente la representación en imágenes de los mundos real e irreal, exterior o interior, recurriendo  a un amplio abanico de técnicas con fundamento óptico.

Las ilusiones ópticas actúan directamente sobre el mecanismo visual como una señal errónea, que entra en conflicto y contradicción con la realidad objetiva. La imagen que recibe el ojo es contradictoria, se trata de  figuras ambivalentes, que recuerdan un realismo formal hasta que descubrimos que esconden otra figura, generalmente de distinto significado, la cual anula y sustituye a la primera, creándose de esta manera un doble juego interpretativo.

El artista sabía cómo crear una ilusión ambigua a partir de imágenes dobles y de la metamorfosis. Dalí comprendió el ojo humano, el cerebro y su interacción con la realidad, así es como produjo la  fascinación relacionada con la sorpresa que se produce en el cerebro al procesar las imágenes de diferente manera en cada persona, siendo que es el lado derecho del cerebro el que  procesa el lado izquierdo de una imagen, mientras que es el lado izquierdo  el que procesa la parte derecha. De forma casi imperceptible ambos lados convergen y forman una sola imagen.



Detalle
Mercado de esclavos con busto de Voltaire desapareciendo
1940



“Mercado de esclavos con el busto de Voltaire desapareciendo”
Pintura al Oleo
1940

La pintura representa un mercado de esclavos en el que mientras que una mujer, en un puesto, mira a algunas personas, otra variedad de personas parece tener el rostro de Voltaire, a la vez que la cara parece estar colocado sobre un objeto para formar un fracaso.

Dalí decía que la ambigüedad en una imagen hacía que apareciera una nueva y que este proceso se podía repetir. La cantidad de imágenes estaba limitada solamente por la capacidad paranoica del intelecto de las personas que veían la pintura, distinguiendo inmediatamente el busto de Voltaire, pero la mayoría de personas al ver a la multitud de esclavos, ve a los comerciantes.



“Las tres edades”
“Infancia, Adolescencia y Vejez”
Pintura al Oleo Museo de Cleveland 50 x 65 cm
1940

En esta obra el artista combina su interés por la mitología griega con su creatividad para representar dos imágenes dentro de una misma pintura. El título de la obra se refiere a la adivinanza de la Esfinge que en el drama griego de Edipo Rey el personaje principal debe resolver: "¿Qué es aquello que camina con dos extremidades por la mañana, por el atardecer camina en dos y por el anochecer en tres?” La respuesta es la niñez, la adolescencia y la vejez.

Estos tres conceptos están  reflejados en este lienzo de Dalí. En el paisaje se avista un paisaje con una laguna a través de las cavidades de un muro en ruinas. En el lado izquierdo se observa la figura de una mujer mirando de espaldas al paisaje de fondo.

Cuando  se observa la pintura desde lejos se puede descubrir, en el mismo lugar donde se ubica la mujer, la cabeza de un anciano sobre un pedestal cuyas facciones están conformadas por el cuerpo de la primera mujer de espaldas.

En la segunda abertura del muro encontramos la figura de un infante, es Salvador Dalí niño, al lado de su nana mirando hacia el horizonte. Sus figuras conforman los rasgos faciales de un adolescente cuya cabeza está delineada por la cavidad rocosa.

En el extremo derecho del cuadro se observa a una mujer en cuclillas sobre la orilla del lago con una red para pescar. Su figura define las facciones de la pequeña cabeza de un niño.

En esta pintura de Dalí se aprecian dos géneros, el paisaje y el bodegón conformado por las cabezas del viejo, el adolescente y el niño colocadas sobre sus pedestales, como si se tratara de esculturas.