OSIM: solidez, solvencia y respaldo desde 1972

OSIM, una obra social creada en 1972, ha variado con los años sus destinatarios, pero no su objetivo fundacional. Las vicisitudes institucionales, las crisis económicas y los cambios sociales de nuestro país y del mundo han sido muchos a lo largo de 44 años y la obra social pudo sortearlos y conservar una sólida posición económica y de prestigio en el mercado de la salud argentina.

En 1972, con el propósito de lograr un servicio de calidad para proteger la salud de los directivos de sus empresas y de sus familias al menor costo posible, un grupo de empresarios metalúrgicos resolvió la creación de una institución de salud. Así nació OSIM, una entidad sin fines de lucro, como Obra Social exclusiva para el personal de dirección de las distintas empresas del sector.
En 1996, en virtud de las nuevas regulaciones en materia de la seguridad social, OSIM se transformó en una Obra Social Multisectorial, ampliando su cobertura a todas las actividades empresarias, e incorporó afiliados de todos los sectores económicos y profesionales, no solamente los metalúrgicos.
En la actualidad, mantenemos los lineamientos de aquellos empresarios, que trabajaron para conseguir un servicio de salud de calidad, para el personal jerárquico de sus empresas: una cobertura confiable, sólida, con costos ajustados, siendo la mejor administradora de los fondos recaudados por la Seguridad Social. 
Para ello, se ha hecho una fuerte inversión en recursos tecnológicos que permiten brindar un servicio de calidad. Hoy OSIM es una entidad reconocida y respetada en el mundo de la salud, destacándose por su seriedad y solvencia, porque

  • para la empresa, constituye la fiel garantía de que los fondos aportados lleguen íntegramente en tiempo a su destino final.
  • para la empresa de medicina prepaga, la cuidadosa gestión y la escrupulosa rendición de cuentas, facilitan y mejoran las relaciones con sus clientes.
  • los afiliados cuentan con los mejores planes asistenciales del mercado, la cobertura adicional ofrecida por OSIM, el respaldo institucional y la seguridad de sentirse respaldados.
  • los prestadores encuentran un marco de respeto de las condiciones acordadas y certeza en los pagos. Garantía de lo señalado es que OSIM es una obra social sana económica y financieramente, con una estructura administrativa pequeña y muy eficaz.  

OSIM, le propone:
Una prestación de salud de la más alta calidad, y la más eficiente administración de los fondos recaudados.
Todo nuestro trabajo hoy está destinado a continuar la senda marcada por más de 40 años de trayectoria junto a nuestros afiliados y prestadores.